MUNASIM KULLAKITA - LA PAZ BOLIVIA Pasar al contenido principal

Comercio sexual en zonas mineras

Mediante acciones de la policía boliviana, se evidencia que los resultados hallados en la investigación sobre explotación sexual de niños, niñas y adolescentes en zonas mineras, realizado por UNICEF e ICCO COOPERACIÓN, son reales y ameritan el continuar efectuando mayores acciones.

Comercio sexual en zonas mineras.


Tras la presentación de resultados del plan ejecutado el fin de semana para identificar delitos de trata y tráfico de personas en el norte de La Paz, se develó el creciente comercio sexual en zonas mineras, donde incluso se trasladan a menores de edad para ejercer como damas de compañía en bares de las poblaciones de Guanay, Mapiri y Caranavi.

Un plan de operaciones planificado por la División Trata y Tráfico de Personas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen – Felcc y el Comando Departamental de La Paz destinado a rescatar a posibles víctimas de explotación sexual y menores de edad tuvo lugar este fin de semana.

Este plan de operación fue efectuado en el marco de los acuerdos y compromisos de apoyo bilateral denominado Reunión de Altos Mandos Policiales -Rampol, firmados entre la Policía Boliviana y su similar de la Republica de Perú. De esta forma, se ejecutó el primer operativo de control binacional.

Fue la División de Lucha Contra la Trata y Tráfico de Personas de la Felcc, liderada por la capitán Gabi Coca, la que movilizó desde el pasado viernes a un total de 125 efectivos policiales hacia las poblaciones ya mencionadas, cuya característica mutua es la actividad minera.

Trabajos de inteligencia previos determinaron la concentración de locales dedicados a la venta de servicios sexuales en las poblaciones intervenidas. Las tradicionalmente denominadas “kencha calles” fueron los sectores en donde se realizó la acción policial de forma principal, estas vías son las que concentran la mayor cantidad de bares, cantinas y lenocinios ilegales.

Para la capitán Coca, la actividad minera permite que los servicios sexuales en estos lugares incrementen su valor y estén sujetos a la alta demanda, típica de regiones con estas características.

“Los locales contaban con licencia de funcionamiento. Pero hay un desconocimiento, entiendo yo, de la norma, de la ley nacional”, expuso.

En la población de Guanay, se intervino alojamiento y lenocinios. En esta zona se detectó a una niña de 15 años, quien se encontraba trabajando como dama de compañía. De este caso se procedió a la aprehensión de la propietaria del local y el rescate de la menor hacia la ciudad de La Paz. Posteriormente en el lenocinio denominado “La Curva” se identificó un caso de proxenetismo con cuatro víctimas de nacionalidad boliviana, de este caso fueron aprehendidas dos personas, el dueño y el administrador del local

En Caranavi, en horas de la madrugada se encontró a 25 personas en estado de ebriedad que no contaban con identificación. En esta localidad también se rescató a otra menor de 15 años con su bebé de aproximadamente nueve meses que circulaba por inmediaciones de estas calles. Ambas fueron trasladadas a la ciudad de La Paz y puestas a cargo de la defensoría de la niñez y adolescencia.

“Se está aprovechando de la designación de ciertos rubros para poder utilizar damas de compañía, lo cual no está permitido. No hay una norma que establezca esta situación como tal. Sin embargo, estamos efectivizando estos operativos en el marco de la Ley 263 y los compromisos que hemos asumido”, agregó la oficial Coca.

Se calcula la intervención de un total de 30 locales en Guanay y unos 35 en Caranavi entre lenocinios, discotecas, karaokes y bares. En esta acción también se contó con el apoyo del Ministerio Público.

Factores climáticos y un incidente con el transporte no permitieron que el contingente policial llegue hasta Mapiri como se tenía planificado en un principio. La flota que los transportaba tuvo un accidente en el tramo hacia el norte que no dejó heridos, pero fue viral en las redes sociales al ver el encunetamiento del motorizado.

Producto de estas intervenciones se arrestó a unas 30 personas acusadas por diferentes delitos, la aprehensión de tres ciudadanos por los delitos de proxenetismo y corrupción de menores y se rescataron a cinco mujeres y un bebé de nueve meses. (visorbolivia.com)

El Diario.