Bolivia: La igualdad de género anda bien, pero falta aplicar las leyes

Hoy día en Bolivia, hay más niñas que niños que logran concluir la escuela, tanto a nivel primario como secundario. Pero al salir bachilleres, “¿cuáles son las opciones y oportunidades de las mujeres adolescentes de aportar a la economía nacional?”, se pregunta el Representante de UNICEF, Marcoluigi Corsi.

Además de tomar en cuenta la equidad en el acceso y porcentajes de término entre niñas y niños en las escuelas, el tercer Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM), consagrado a la igualdad de género, contempla el factor de la paridad en los ingresos económicos. “Las mujeres todavía están en desventaja respecto a los varones en cuanto a su remuneración en el mercado laboral”, dice el investigador Adhemar Esquivel, de la Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económicas (UDAPE), a cargo del seguimiento de los ODM por parte del gobierno boliviano. “Las mujeres están ocupando los cargos peor pagados y menos profesionalizados, aunque hay avances en ese sentido”, dice Natasha Loayza, la jefa interina de ONUMujeres. “La CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) ha establecido que las mujeres ganan un 50% menos que los hombres por igual trabajo en Bolivia. Entonces eso es un desafío muy grande”.

Revista de Desarrollo Humano